Texto completo de la moción contra el cambio de fecha de la feria de Sevilla

AL SR. ALCALDE-PRESIDENTE DEL EXCMO. AYUNTAMIENTO de MAIRENA DEL ALCOR (Sevilla)

Dª. María Antúnez González, Concejal y Portavoz del Grupo Municipal Andalucista de Mairena del Alcor, cuyos antecedentes obran acreditados en la Secretaría de este Ayuntamiento, en base a lo dispuesto en el artículo 97 del Real Decreto 2568/1986 por el que se aprueba el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales, propone para la inclusión en el Orden del Día del próximo Pleno Ordinario la siguiente

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Con inesperada sorpresa y gran incertidumbre, los Andalucistas de Mairena del Alcor, al igual que no pocos ciudadanos maireneros, hemos asistido perplejos a las declaraciones del Alcalde de Sevilla, Don Juan Espadas, recogidas en los medios de comunicación con motivo del arranque de la feria de la capital andaluza, en las cuales y para nuestra preocupación propone celebrar este año un referéndum entre la población hispalense al objeto de ampliar la feria de abril sevillana a ocho días, arrancando en sábado.

Como es por todos conocido, y debido a la escasez de fechas por la variabilidad de la Semana Santa, no son pocos los años en los que la Feria de nuestra localidad, Mairena del Alcor, se celebra la semana inmediatamente anterior a la hispalense. Por lo que, de llevarse a cabo la materialización de esta propuesta, y más aún si fuera refrendada por los sevillanos, ocasionaría graves perjuicios a la feria mairenera, que se vería de ese modo pisada por la sevillana, y precisamente en sus dos días más importantes, los que coinciden con el fin de semana y la llegada masiva de personas del exterior. Todo ello con claro y gravísimo perjuicio para Mairena y su feria, la primera.

Para agravamiento del caso, concurren circunstancias lamentables por todos conocidas, como el indiscutible hecho de que nuestra feria, siendo la primera, ya ha recibido demasiados perjuicios desde que en 1847 Isabel II concediera autorización para la celebración de la hispalense, según el proyecto impulsado por los empresarios Narciso Bonaplata y José María de Ybarra, que había sido redactado con un solo año de antelación.

A partir de ahí, y no teniendo suficiente con el hecho objetivo de clara competencia que el surgimiento de la feria en la capital andaluza supuso para la feria ganadera del pasado, casi desleal habida cuenta de la desigualdad entre una capital de la magnitud de Sevilla y un pueblecito como Mairena, que entonces además era pequeño, luego ha habido varios intentos de solapar la mundialmente conocida feria hispalense con la mairenera, no sólo la primera, sino asimismo inspiradora y madre de aquella. Sin embargo, y a pesar de todo, en las últimas décadas se había llegado a una solución de compromiso para que la de Sevilla nunca comenzara antes de terminar la de Mairena del Alcor, hecho que tal vez el señor Espadas desconozca, pues a priori (aunque sin descartarlo) los Andalucistas no queremos hablar de acto de mala como inspirador de su iniciativa.

Así que, en opinión de los Andalucistas maireneros, hay que actuar con rapidez para que la idea no se llegue a plasmar, y para ello entendemos que se requiere actuar decidadamente y con determinación, desde luego por la vía diplomática, pero sin renunciar a otras de carácter administrativo, judicial o de  presión popular que frustren el atropellado al que nuevo parece que se nos quiere someter.

Por todo lo cual, proponemos al pleno de Maierna del Alcor la siguiente

PROPUESTA DE ACUERDO

PRIMERO.- Establecer con vía de urgencia y al máximo nivel un diálogo institucional con el alcalde de Sevilla, a través de los cauces que se estimen más efectivos, al fin de hacerle conocedor de todos los antecedentes que obran en el asunto, es decir, los acuerdos alcanzados en el pasado, así como mostrarle la documentación existente al respecto, con la idea de persuadirle en su intento.

SEGUNDO.- Pedir respeto al Ayuntamiento de Sevilla a la hora de fijar el calendario de su fecha, y que se respete en su integridad el desarrollo de la de Mairena del Alcor, así como su rango y el privilegio de poner fecha al ser la primera.

TERCERO.- Si la demanda no es respetada, como sí lo han hecho los anteriores mandatarios de la capital hispalense, continuar la lucha por todas las vías posibles, desde la administrativa a la judicial, pasando por las movilizaciones ciudadanas que frenen la injusta aventura. Y, a la vez, sin renunciar al arbitraje de cualquier personalidad o institución pública o privada que se estime conveniente que nos pudiera auxiliar.

CUARTO.-  Trasladar a la opinión pública y las administraciones por todas las vías posibles y desde el Ayuntamiento de Mairena del Alcor la clara idea de que los derechos históricos de los pueblos, y en este  caso el nuestro, no pueden ser atropellados por ninguna ciudad por grande que sea, ni por ninguna circunstancia de conveniencia.

En Mairena del Alcor, a 12 de abril de 2016

Deja un comentario