Archive for Administrador

Los Andalucistas apoyan a los interinos generalistas y los profesores de religión

Con  importante número de ellos en Mairena, su puesto peligra al ser sustituidos por especialistas, mientras que los profesores de religión han visto socavadas sus funciones 

Los Andalucistas de Mairena del Alcor han elevado a pleno una moción de apoyo a la estabilidad laboral de los profesores interinos generalistas, cuya contratación está en peligro ante la contratación de profesores de francés para la enseñanza del segundo idioma en la enseñanza pública de la Comunidad. Del mismo modo, con la moción se pide la corrección de la situación que atraviesa el profesorado andaluz de religión desde el año pasado, a tenor de la decisión de la Junta de reducir las clases de esta materia.  La propuesta, destinada a la Administración Andaluza, se debatirá, y en su caso se aprobará el próximo martes en el pleno previsto a las 9 de la noche.

Los Andalucistas pretenden de esta manera preservar tanto el derecho a la calidad de la educación pública en la Comunidad como el de los padres y alumnos a la elección de una materia legal y regulada, así como los derechos de los trabajadores. Y entre éstos la beneficiosa estabilidad laboral y la dignidad profesional, que en su opinión no están debidamente respetadas con las medidas referidas, y que se pretenden corregir.

En primer lugar, por lo que afecta a los profesores interinos, completamente necesarios ante la falta evidente de enseñantes surgida en los centros escolares, dada la imposibilidad durante estos últimos años de cubrir mediante oposiciones todas las bajas por jubilación que se han producido. Una realidad avalada por los datos, que se traduce en merma de la calidad y sobrecarga para el resto de la plantilla.

A lo que viene a unirse ahora el que los profesores de francés que entrarán en el curso 2016-7 a tenor del inicio de enseñanzas del segundo idioma, no se destinarán por completo a impartir tal disciplina, sino que se les adjudicará funciones tutoriales paralelas, lo que no sólo será un inconveniente para el idóneo ejercicio de sus funciones, puesto que también detraerá estas necesarias plazas de las bolsas de interinos generalistas, que perderán así su opciones de empleo total o parcial, a pesar de su experiencia. Así lo vienen denunciando los sindicatos sectoriales al unísono que dicho profesorado, que no ha cejado en sus quejas y protestas ni incluso durante el pasado y caluroso mes de agosto. De ahí, que los Andalucistas se decanten sin peros en favor de la calidad educativa pública, tan vital, y del profesorado. Y de manera particular de los profesionales maireneros, afectados por tales medidas, a entender de los Andalucistas prescindibles.

Igualmente, y en lo que toca al profesorado de religión, el problema se debe a la reducción de sus clases a la mitad, es decir, de 90 minutos semanales anteriormente a 45 ahora. La consecuencia de ello es que el horario se les queda grande, resultando que estos profesores se hallan en sus centros en muchas ocasiones de brazos cruzados, sin función alguna que desarrollar, lo que para este grupo municipal resulta discriminatorio, siendo suaves en el calificativo. Cabiendo señalar que cobran sus nóminas completas al derivar su estatus laboral del Concordato con El Vaticano, suscrito hace décadas por el Estado, y actualmente en vigor.

Añaden los Andalucistas que a la desconsiderada situación se suma el que a dicho profesorado ni siquiera se le permite la vigilancia en los recreos para evitar el contacto con los niños, algo paradójico cuando precisamente desde hace décadas se viene apostando por la integración, sin que en los recreos se imparta materia alguna más allá de vigilar para seguridad del alumnado. Más aún, resultando que la Junta se acogió al cambio de acuerdo con la literalidad de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), pero siendo tal reducción opcional y no obligatoria, como prueban hechos como el que nadie lo reclamaba, y que casi ninguna otra administración educativa se ha acogido a la misma. Entendiendo que, con su experiencia, y al margen de que siga en marcho o no el Concordato, no es éste el trato que merecen unos experimentados  profesionales que se ven ya por segundo curso consecutivo en tal situación.

manifestacion-interinosmanifestacion-internos2

La Feria de Mairena es algo muy serio como para tomarla a la ligera

Los Andalucistas consideran irresponsable, electoralista y una faena la iniciativa del alcalde hispalense que le puede afectar negativamente  

“Mi prioridad es el empleo, no los veladores”. Bajo este titular, Diario de Sevilla dedicaba al alcalde de Sevilla, Juan Espadas, una extensa entrevista en su edición del pasado domingo 1 de mayo. Cuestión al margen la oportunidad del encabezamiento del textontación del texto, pues se trataba del Día Internacional del Trabajo y cualquier dirigente político se hubiera manifestado en similares términos; o la venta de su año de gestión y el alarde de tener “un proyecto de ciudad”, que tanto gusta a los alcaldes de su formación, para los maireneros y maireneras, sin embargo, lo mollar del toma y daca periodista-regidor eran las palabras que Espadas dedica a explicar su cacareado proyecto de adelanto de la feria hispalense hasta el fin de semana previo, con el consiguiente solapamiento con la de Mairena del Alcor, nuestro pueblo, a la que literalmente engulliría esos no pocos años en que su celebración transcurre en semanas consecutivas.

Hubo que esperar hasta las dos últimas preguntas de su –por otra parte- amena charla para conseguir poder tirar un poco más del ovillo, que no acaba de desenredarse. Probablemente porque ni el propio regidor tiene las cosas demasiado claras ni maduradas. En otras palabras, puede que nos encontremos ante el típico ‘piscinazo’ de un político que tiene que hacer méritos para contemporizar con la diversa amalgama de formaciones que lo auparon. El plus de populismo va implícito en la jugada, que al eco de sus palabras se intuye estratégica, y tal vez de puro márketing. Así, al menos se deduce del entrecomillado que extraemos de boca del propio Espadas: “No es un referéndum, es una consulta. Han emergido partidos que demandan asambleas y otros procesos. O nosotros somos capaces de canalizar esos debates de manera ordenada, o sencillamente parecerá que hay otros que nos dan lecciones. Quiero ser el primer alcalde que haga una consulta para demostrar que me creo la participación ciudadana”.

En otras palabras, que no se trata de un referéndum, sino de una consulta que podría o no ser vinculante, en función –claro está- de los intereses de estabilidad del prócer en su sillón. Pues la medida se implementa para dar lecciones a otras formaciones, las de izquierda que le apoyaron para ser investido, y se toma para ello un asunto menor para no hacer mucho revuelo o daño en su ciudad. Pero claro, los Andalucistas en tanto que maireneros, no podemos estar más en contra de la aseveración de encontrarnos ante un tema menor. Para nosotros es vital, porque nos va el éxito económico de nuestra feria en ello. Ya sin entrar en la desconsideración y el desprecio que la puesta en marcha del citado adelanto y eclipsamiento pudiera representar para nuestra historia y tradición, asentada además en cuanto a organización, y a priori, sobre acuerdos verbales entre los dos consistorios, que han venido de facto a dar carta de derecho y jurispridencia a la historia, y respeto a la feria mairenera inferidamente. Todo indica que el señor Espadas parece dispuesto a segarlo todo de cuajo.

De modo que entendmos que, o el alcalde de Sevilla se ha metido en un jardín del que podemos salir muy mal pardos los maireneros y maireneras en lo tocante a nuestra fiesta mayor y más popular; o sencillamente su actitud destila una alarmante dosis de irresponsabilidad. Con cosas tan serias no sólo no se juega, sino que Sevilla y Mairena del Alcor distan 20 kilómetros tan sólo, y encima formamos no ya sólo parte de la misma provincia sino de la misma área metropolitana que su partido tanto y tan bien nos ha vendido. Pero no, señor Espadas, no. Hay cosas con las que no se juega, como ésta, y ante las que es exigible un plus de responsable sensibilidad, es como esas sagradas “cosas de comer”, que no pueden servir de ensayo, de experimentos ni de “farol político”.

Si la propuesta de consulta se llevara finalmente a cabo, y si en ese   aso fuera refrendada por la ciudadanía hispalense, lo lógico es que se viera obligado a aplicarla, arruinando nuestra feria en sus días centrales. Todo a resultas de una táctica cortoplacista y de un mal cálculo, en la que para más inri, y en la penúltima pregunta de la entrevista (compartimos debajo enlace para quien desee leerla) el hipotético cambio tendría por objetivo atender mejor al turismo que potencialmente pudiera llegar desde Madrid. Otra incongruencia más, ya que no sólo resulta que la feria de Sevilla debe tener como eje central acoger antes que a nadie a los propios sevillanos, a quienes ya a estas alturas les viene larga, como denota el decaído ambiente y baja asistencia en sus últimos días.

Aunque, dejando claro que en todo caso resulta legítimo que el alcalde de Sevilla aspire a revitalizar su feria, lo que no lo es tanto es que lo haga a costa de una tercera como la mairenera, tan cercana como madre, que cuenta también con sus propias dificultades. El señor Espadas podría ser más imaginativo, y posiblemente sacaría más rédito pasándola de una vez por todas a mayo, al menos en algunos de sus días. O rescatar el lunes de resaca con más atracciones infantiles y espectáculos que llamen a un público variopinto, lo que aminoraría la pereza de asistir los últimos días. Los madrileños, si la feria funciona, ya se las apañarán para asistir de cualquier manera. Que para eso vamos sobrados de las autopista, el aeropuerto y AVE.

http://www.diariodesevilla.es/article/sevilla/2275377/mi/prioridad/es/empleo/no/los/veladores.html

Feria 1

Feria 2

 

 

Texto completo de la moción contra el cambio de fecha de la feria de Sevilla

AL SR. ALCALDE-PRESIDENTE DEL EXCMO. AYUNTAMIENTO de MAIRENA DEL ALCOR (Sevilla)

Dª. María Antúnez González, Concejal y Portavoz del Grupo Municipal Andalucista de Mairena del Alcor, cuyos antecedentes obran acreditados en la Secretaría de este Ayuntamiento, en base a lo dispuesto en el artículo 97 del Real Decreto 2568/1986 por el que se aprueba el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales, propone para la inclusión en el Orden del Día del próximo Pleno Ordinario la siguiente

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Con inesperada sorpresa y gran incertidumbre, los Andalucistas de Mairena del Alcor, al igual que no pocos ciudadanos maireneros, hemos asistido perplejos a las declaraciones del Alcalde de Sevilla, Don Juan Espadas, recogidas en los medios de comunicación con motivo del arranque de la feria de la capital andaluza, en las cuales y para nuestra preocupación propone celebrar este año un referéndum entre la población hispalense al objeto de ampliar la feria de abril sevillana a ocho días, arrancando en sábado.

Como es por todos conocido, y debido a la escasez de fechas por la variabilidad de la Semana Santa, no son pocos los años en los que la Feria de nuestra localidad, Mairena del Alcor, se celebra la semana inmediatamente anterior a la hispalense. Por lo que, de llevarse a cabo la materialización de esta propuesta, y más aún si fuera refrendada por los sevillanos, ocasionaría graves perjuicios a la feria mairenera, que se vería de ese modo pisada por la sevillana, y precisamente en sus dos días más importantes, los que coinciden con el fin de semana y la llegada masiva de personas del exterior. Todo ello con claro y gravísimo perjuicio para Mairena y su feria, la primera.

Para agravamiento del caso, concurren circunstancias lamentables por todos conocidas, como el indiscutible hecho de que nuestra feria, siendo la primera, ya ha recibido demasiados perjuicios desde que en 1847 Isabel II concediera autorización para la celebración de la hispalense, según el proyecto impulsado por los empresarios Narciso Bonaplata y José María de Ybarra, que había sido redactado con un solo año de antelación.

A partir de ahí, y no teniendo suficiente con el hecho objetivo de clara competencia que el surgimiento de la feria en la capital andaluza supuso para la feria ganadera del pasado, casi desleal habida cuenta de la desigualdad entre una capital de la magnitud de Sevilla y un pueblecito como Mairena, que entonces además era pequeño, luego ha habido varios intentos de solapar la mundialmente conocida feria hispalense con la mairenera, no sólo la primera, sino asimismo inspiradora y madre de aquella. Sin embargo, y a pesar de todo, en las últimas décadas se había llegado a una solución de compromiso para que la de Sevilla nunca comenzara antes de terminar la de Mairena del Alcor, hecho que tal vez el señor Espadas desconozca, pues a priori (aunque sin descartarlo) los Andalucistas no queremos hablar de acto de mala como inspirador de su iniciativa.

Así que, en opinión de los Andalucistas maireneros, hay que actuar con rapidez para que la idea no se llegue a plasmar, y para ello entendemos que se requiere actuar decidadamente y con determinación, desde luego por la vía diplomática, pero sin renunciar a otras de carácter administrativo, judicial o de  presión popular que frustren el atropellado al que nuevo parece que se nos quiere someter.

Por todo lo cual, proponemos al pleno de Maierna del Alcor la siguiente

PROPUESTA DE ACUERDO

PRIMERO.- Establecer con vía de urgencia y al máximo nivel un diálogo institucional con el alcalde de Sevilla, a través de los cauces que se estimen más efectivos, al fin de hacerle conocedor de todos los antecedentes que obran en el asunto, es decir, los acuerdos alcanzados en el pasado, así como mostrarle la documentación existente al respecto, con la idea de persuadirle en su intento.

SEGUNDO.- Pedir respeto al Ayuntamiento de Sevilla a la hora de fijar el calendario de su fecha, y que se respete en su integridad el desarrollo de la de Mairena del Alcor, así como su rango y el privilegio de poner fecha al ser la primera.

TERCERO.- Si la demanda no es respetada, como sí lo han hecho los anteriores mandatarios de la capital hispalense, continuar la lucha por todas las vías posibles, desde la administrativa a la judicial, pasando por las movilizaciones ciudadanas que frenen la injusta aventura. Y, a la vez, sin renunciar al arbitraje de cualquier personalidad o institución pública o privada que se estime conveniente que nos pudiera auxiliar.

CUARTO.-  Trasladar a la opinión pública y las administraciones por todas las vías posibles y desde el Ayuntamiento de Mairena del Alcor la clara idea de que los derechos históricos de los pueblos, y en este  caso el nuestro, no pueden ser atropellados por ninguna ciudad por grande que sea, ni por ninguna circunstancia de conveniencia.

En Mairena del Alcor, a 12 de abril de 2016

A pesar de los agoreros, el carril bici va ganando usuarios

Con su saber popular la quiosquera hizo diana: “Lo que no se usa es lo que no se tiene”

Los tiempos avanzan que es una barbaridad. En ocasiones, nos traen cambios que incluso pueden suponer la recuperación de aspectos u objetos del pasado. Es exactamente lo que está pasando con los carriles bici durante los últimos años. Que a pesar de hallarnos en la era del coche, de alguna manera hemos dado hacia atrá al reloj para recuperar un vehículo sin motor del que casi nos habíamos olvidado, o elevado a la categoría de excepción como herramienta deportiva. Incluso en la hoy pujante China, donde los biciclos llegaron a ser el arma y el alma de la locomoción, éstos han ido cediendo prioridad al coche.

Y sin embargo, hete aquí que aún en esa tesitura, muchos han sido los factores que han venido a contribuir al avance progresivo de la recuperación del viejo vehículo de las dos ruedas y tracción humana, que países como Holanda comenzaron a rescatar como alternativa saludable al motor, y que en Andalucía, Sevilla y España fueron calando en la opinión pública y en los planes de los gobiernos, en particular los municipales, promovidos desde una reivindicación minotaria y muy sectorial, pero que a la larga se ha ido abriendo camino al extremo de que en ciudades llanas y de buena climatología como Sevilla, han conseguido un nivel de penetración tal, que hoy compiten como medio de desplazamiento con el resto, planteándose la ciudad incluso la necesidad de ampliar y mejorar la infraestructura.

Así, tarde y tímidamente la vía para ciclistas empezó a llegar a Mairena, nuestro pueblo, sobre los años finales de la década del 2000. En los pueblos somos poco dados a movernos a pie, a pesar de las cortas distancias. Tal es el tópico que nos acompaña, con su buena dosis de veracidad. Pero aún así, y más como el eco de una moda y al calor de las grandes obras de los años de vacas gordas en la construcción, el carril bici comenzó a ir llegando de manera casi obligada por políticamente correcta. Y empezamos a ver los primeros, que pronto por la crisis y la parálisis de la construcción sufrieron parón.

A pesar de todo, a partir de 2013 el Ayuntamiento de Mairena del Alcor, consciente de la imposibilidad de ralizar grandes obras por la parada general de las inversiones y la escasez de recursos, hizo una clara y acertada apuesta uniendo el destino de dicha infraestructura a unas obras que no debían ni podían detenerse: la siempre necesaria reestructuración de calles y avenidas. Así, se pusieron los huevos en la cesta de su avance, de tal modo que a pesar de las estrecheces del tiempo, fue durante el gobierno de la pasada Corporación 2011-15 cuando más kilómetros se construyeron, a la par que comparativamente con mayor amplitud y calidad, inevitables puntos negros al margen.

Un esfuerzo no sólo no reconocido por la oposición, sino que incluso se quiso tergiversar dándolo a la demagogia, la crítica inflada, y una cadena de ataques injustificados, particularmente durante la campaña electoral y en las redes sociales. Fue la eclosión de hordas con santo y seña socialista, ensañándose contra el carril con todas sus fuerzas. Se trataba de dar la vuelta a la realidad criticando algún punto desfavorecido de la vía ciclista, ya deslizando que se trataba de una infraestructura cara e innecesaria en su conjunto para tiempos de crisis, ya vociferando que se ocasionaban molestias innecesarias a los vecinos… En definitva, el típico intento de procurar que al gobierno “lo cogiera el toro de todas maneras”, como resumiría el castizo.

Constestar a tanta estulticia no entrañaba grandes dificultades, pero a menudo, y cuando se está en el gobierno, conviene optar por dejar correr un bulo que el tiempo desbaratará antes que desgastarse en la multiplicación de responder a todo lo que se le ocurra decir a la oposición, que por definición está para eso. Aunque, desde luego, con mesura y racionalidad. Más que nada por respeto a la inteligencia de algunos de los ciudadanos que contemplan, en ocasiones en “modo atónito”.  Se hubiera podido responder que ir haciendo el carril a la vez que se remozaban las calles, plazas, bulevares o avenidas no resultaba más caro que colocar pavimento o losas, que los puntos negros del trazado no son una peculiaridad de Mairena y su red, sino una dificultad que se da en todas las ciudades, impuesta por las complicaciones urbanas insalvables en determinados lugares. También se podía haber argumentado que era bueno para promover la salud y la movilidad como objetivo a largo plazo, fomentando los cambios de actitud en la gente y sus desplazamientos, en beneficio de la salud, el ocio, el deporte, o la contribución a la descongestión del tráfico, por poner algunos ejemplos. Pero no. Casi como presos del miedo y el pánico decidimos callar como viles pecadores, quizás ansiando en nuestros subconscientes el paso veloz del tiempo que nos trajera la confortable brisa del olvido.

De ese modo el inexorable tiempo fue pasando, calló el griterío, y hasta hubo algunos de nuestros concejales que no renovó en el cargo, verbigracia la sacrosanta voluntad popular. Pero aún así, y como El Cid de nuestra historiografía, ese concejal consiguió hace un puñado cosechar una victoria moral que ya no esperaba. Insisitimos, como El Cid “después de muerto”. Ocurrió guardaba cola ante un quiosco para comprar, observando para su satisfacción que no cesaban de pasar ciclistas de ambos sexos y variadas edades por la vía ciclista que por allí pasa. Sorprendido, cuando le llegó el turno requirió a la señora que vendía sobre el éxito del carril, mostrando su agrado ante el trasiego, que la vendedora confirmó zanjando su curiosidad con una frase contundente: “¿Que si se usa el carril bici? ¡Claro que se usa! Lo que no se usa es lo que no se tiene”. Menudo placer ver que el mejor juez es el tiempo, que no se equivoca dando o quitando razones sin contaminación espúrea.

obras-mairena-1--644x362

Carril-Bici-Pln-Transporte_600

Para los Andalucistas el colegio privado es un proyecto de interés para Mairena

Con diálogo, y sin descuidar la oferta pública, no se puede consentir que se frustre su instalación porque “gato negro o gato blanco, lo importante es que cace ratones”

 

Asistimos a estos días a un dinámico debate sobre el futuro centro escolar privado o concertado, que no cesa aunque estemos en fechas de poca actividad. En general, nos parece bien que los grupos políticos se interesen y quieran influir. Es lo lógico. Los Andalucistas lo apoyamos claramente desde el convencimiento de que nos va a reportar beneficios indudables en todos los aspectos. Nuestra postura es absolutamente pragmática, y sólo y exclusivamente presidida por nuestra aspiración al bien común, es decir, el beneficio de Mairena en su conjunto. Aun así, volvemos a explicarlos para apostillar algunas de las dudas que se manifiestan, por si acaso nuestra postura no hubiera quedado suficientemente clara:
1.- Ese proyecto lleva tiempo fraguándose, pero es ahora cuando ha habido que dar un paso adelante para hacer posible que pueda acogerse a ayudas europeas, sin salirse de plazo, y por ende, perder el derecho a tal beneficio. Queda claro así que dicha iniciativa tiene la posibilidad de acogerse a inversiones europeas, que los Andalucistas entendemos que Mairena no debe desaprovechar, ya que aunque lleguen al sector privado nos incidirán por vía indirecta. Ahí está la única razón de llevarlo a pleno con inmediatez, como asimismo la que justifica que se haya declarado de utilidad social el proyecto. “Gato negro o gato blanco, lo importante es que cace ratones”. Ésa es la idea.
2.-No obstante lo anterior, el pleno de declaración de utilidad pública e interés social del proyecto se celebró el día 22, y el 18 (cuatro días antes) se vio el tema en el consejo de la GMU, donde se sientan los cuatro grupos municipales. En él se aportaron los informes técnico y jurídico que lo avalan, además de una exposición somera del proyecto, a ejecutar por la sociedad profesional Universal College. Cualquier duda acerca del mismo pudo haberse aclarado tanto en el seno del foro ejecutivo como en el posterior plenario.
3.- En virtud de todo ello, para los Andalucistas no existe falta de transparencia. Es más, ese es nuestro compromiso, que la haya al máximo. Y no sólo, porque es voluntad del gobierno dejar abierta la posibilidad de aportación y participación de todos. Se quiere ir al máximo de consenso, pero sobre la idea de que el proyecto no se nos escape. Así, en función de que se vayan desvelando más detalles, podremos avanzar todos. No obstante -y cabe insistir- lo básico está recogido en los documentos ya presentados a los representantes de las formaciones políticas, que por otra parte en breve aparecerán en la página de transparencia.
4.-Por otro lado, damos las gracias a los promotores del proyecto por elegir Mairena. Dejando claro que no se ha pactado ninguna ayuda, siendo ese, si llegara el caso, otro fleco a dirimir en las conversaciones multinivel. En principio, tampoco han pedido nada más que lo aprobado.
5.-Cabe por último puntualizar que abrir las puertas a este proyecto, en el que hay maireneros, no significa dejar de apostar por la escuela pública, ni renunciar a seguir aumentando y mejorando la oferta. A este respecto, nos consideramos con los deberes hechos como parte de los dos últimos gobiernos municipales, desde los que se han hecho y siguen haciendo aportaciones en obras, gestiones ante la Junta (como administración competente), e incluso contratación de personal como monitores, porteros, limpiadoras…que trascienden a las competencias municipales, constituyente unas aportaciones que sólo se hacen desde el evidente compromiso. En ello seguiremos, si bien entendemos que con el paso iniciado se trata de ampliar la oferta. La pública seguirá con su oferta, que seguimos empeñados en mejorar con la implicación de todos, pero en nuestra opinión, lo público y lo privado pueden coexistir en este sector, como ocurre en tantos otros.
6.-Y acabamos mostrando que, en efecto, si el colegio se culmina, todo serán beneficios en todos los órdenes; y haberle cerrado las puertas, perjudicarnos nosotros mismos. Lo cual hubiera sido un error. Desde un leve impulso a la construcción, tan necesitada, hasta las múltiples profesiones que pueden ser objeto de ofertas de empleo, y desde luego la actividad posterior que puede revertirnos con su funcionamiento, un centro de esta envergadura, que impartirá eneseñanza desde Infantil hasta Bachillerato. Seguro que todos los partidos, y desde luego los Andalucistas, pelearemos juntos para que ese valor económico añadido que pueda dejar el macrocolegio beneficie al máximos a nuestro pueblo y sus paisanos. Es nuestro compromiso, y sobre esa base se le da luz verde a la consumación de la idea. “Gato negro o gato blanco, lo importante es que cace ratones”.
pistas deportivasEl proyecto de Universal College, SL ocupará una extensión de 50 Has. aproximadamente, en terrenos de escaso valor ambiental que aportan sus promotores. Prevé la construcción de amplias zonas ajardinadas, deportivas y culturales, que mediante las modalidades que se arbitren con el Ayuntamiento, el colegio está dispuesto a poner a disposición del muncipio para determinadas iniciativas. Todo ello se recoge en la propuesta de acuerdo aprobada por PA y PP.

maría en la sede del pa